KAU

Kau es Kau pero no existe, su personaje fue creado para este proyecto en específico y no existe fuera de este.  Es por eso que este artista sin rostro es tan especial para nosotros, un artista que encontró en México una libertad excepcional de creación, una posibilidad de inventarse y reinventarse a sí mismo como le dé la gana.

Kau se rehusa amablemente enviarme fotos donde aparezca él, al menos su rostro, a decirnos quién es y por qué hace lo que hace. Esa discreción lo define como artista y como persona, su arte vale por sí mismo.

Las piezas de Kau remiten a la sensualidad humana, su montaje suave a, a partir de una combinación siempre cambiante de los elementos crea un entramado, un tejido con encuentros y colisiones inesperadas. La repetición de ciertos fragmentos en las diferentes series logra el perfecto equilibrio con cierto ritmo encantador. Tener una serie de Kau además de llenar un espacio con una obra inspiradora, angrandece con la sencillez de su arte.

SUSCRIBIRSE